Las revisiones sistemáticas Cochrane y el Centro Cochrane Iberoamericano

Las revisiones Cochrane (RC) son resúmenes sistemáticos de la evidencia existente sobre la efectividad y seguridad de las intervenciones utilizadas en el cuidado de la salud (diagnósticas, terapéuticas, rehabilitadoras, educativas, etc.). Su objetivo es facilitar la toma de decisiones por parte de los médicos, pacientes, administradores y otras personas implicadas en la asistencia sanitaria. La producción, difusión y actualización de las RC son promovidas y apoyadas por la Colaboración Cochrane.

La Colaboración Cochrane y el Centro Cochrane Iberoamericano

La Colaboración Cochrane, fundada en 1993, es una red global e independiente de investigadores, profesionales, pacientes y cuidadores en el ámbito de la salud, dedicada a la producción de información libre de conflicto de intereses, principalmente revisiones sistemáticas. Para facilitar el desarrollo de sus actividades, la Colaboración Cochrane tiene representación en más de 100 países a nivel mundial a través de 14 Centros y 53 Grupos de Revisiones. Los Centros impulsan y coordinan las actividades de formación y difusión de las revisiones, mientras que los Grupos son equipos editoriales que supervisan la preparación, publicación y actualización de las mismas. Cochrane logo

El Centro Cochrane Iberoamericano (CCIb) es uno de los 14 centros de la Colaboración; su ámbito de responsabilidad comprende España, Portugal, Andorra y todos los países hispanohablantes de América Latina. El CCIb está integrado en el Servicio de Epidemiología Clínica y Salud Pública del histórico Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. Asimismo, junto a otras entidades asistenciales, científicas y académicas, forma parte del Institut d’Investigacions Biomèdiques Sant Pau (IIB- Sant Pau), acreditado oficialmente por el Instituto de Salud Carlos III.

¿Quién y cómo se hace una revisión Cochrane (RC)?

Las personas que preparan las RC son sobre todo profesionales de la salud que se ofrecen para trabajar en uno de los Grupos de Revisión Cochrane (GRC). Aquellas personas que voluntariamente quieran desarrollar una revisión, en primer lugar, deberán contactar con uno de los Grupos existentes, según el tema o problema de salud del que trate la revisión. Por ejemplo, para llevar a cabo una revisión que busque responder una pregunta sobre el tratamiento de la hipertensión arterial, los autores deberán ponerse en contacto con el coordinador del Hypertension Group. El GRC evaluará la relevancia y rigor de la propuesta presentada, y comprobará que no se solapa con otras RC que estén publicadas o desarrollándose en ese momento. También verificará la idoneidad del equipo de autores y su compromiso a realizar y mantener actualizada la RC. Una vez el grupo aprueba la propuesta, los autores podrán diseñar un protocolo y posteriormente llevar a cabo la revisión.

Cada uno de los Grupos de Revisión Cochrane dispone de una página web en la que se explica el procedimiento para llevar a cabo una RC, comenzando por el proceso de registro del título de la revisión.Cada página web contiene los datos de contacto del coordinador del grupo y del resto del equipo. En España, las personas que tengan dudas de cómo llevar a cabo una RC también pueden contactar con el CCIb.

Hacer una RC requiere habilidades que pueden ser nuevas para un autor. Para ello, la Colaboración Cochrane pone a disposición de los autores una gama de recursos de aprendizaje. La información sobre cómo preparar una RC se encuentra en el Manual Cochrane para revisiones sistemáticas de intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions), que es el documento oficial que describe de forma detallada tanto el proceso como la metodología. El Manual se revisa periódicamente para asegurar que permanece actualizado. La versión en español está disponible en formato PDF (Manual Cochrane para revisiones sistemáticas de intervenciones). Otros materiales disponibles son los recursos para revisiones diagnósticas, actividades y materiales de autoaprendizaje online. El CCIb ofrece regularmente seminarios sobre revisiones Cochrane, uno básico que introduce a los autores en esta metodología y otro avanzado para autores que ya han iniciado una.

La Colaboración Cochrane utiliza un software especial para preparar y mantener las revisiones sistemáticas llamado RevMan (Review Manager), creado y mantenido por el equipo Information Management System (IMS), ubicado en el Centro Cochrane Nórdico y disponible de forma libre al público.

¿Dónde podemos encontrar las revisiones Cochrane?

Las RC están disponibles en The Cochrane Database of Systematic Reviews (CDSR), revista electrónica publicada por John Wiley and Sons como parte de las seis bases de datos que conforman The Cochrane Library. La CDSR se publica cada mes y está disponible mediante suscripción en Internet y en DVD. Cada número contiene los protocolos y las revisiones existentes, tanto las nuevas como aquellas que han sido actualizadas.

La versión en español de The Cochrane Library es La Biblioteca Cochrane Plus, que se publica casi simultáneamente a la versión inglesa. Es una de las principales fuentes de evidencia fiable acerca de los efectos de la atención sanitaria que existe en lengua española y actualmente su acceso es gratuito en España gracias a una suscripción universal realizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo. La CDSR está indexada en Medline, por lo tanto puede localizarse a través de PubMed y otras bases de datos.

¿Qué puede esperar un lector de una revisión Cochrane?

Los lectores de una RC pueden conocer de forma eficiente la evidencia procedente de estudios primarios que responde una pregunta específica sobre la eficacia y seguridad de una determinada intervención en salud. Los resultados de los estudios primarios son analizados y sintetizados a través de un método riguroso que garantiza la fiabilidad de la revisión. Dicho análisis está enfocado en determinar la calidad de la información y su aplicabilidad en la práctica.

Las RC están publicadas en un formato estándar que facilita la consulta de sus contenidos y resultados. El formato tiene el contenido y orden habitual de las publicaciones científicas: antecedentes, metodología, resultados, discusión y resumen (abstract) y en el interior de cada apartado se incluyen sub-apartados que garantizan que la información se reporte de forma adecuada y completa. Por ejemplo, los sub-apartados de los métodos incluyen: tipo de estudios, tipo de participantes, tipo de intervención, desenlaces (por ejemplo mortalidad o infarto de miocardio), criterios de evaluación del riesgo de sesgo y métodos para la síntesis de los resultados. Para dicha síntesis es habitual que se utilice el metaanálisis (método estadístico que permite combinar los resultados de los estudios individuales) y los forest plot (representación gráfica de los resultados de los estudios individuales y del metaanálisis). El logo de la Colaboración Cochrane incluye un forest plot, en este caso de siete ensayos clínicos.

Junto con el resumen (abstract), las RC incluyen un resumen en lenguaje sencillo (Plain language summary) que contiene la misma información, pero en un lenguaje que facilite la comprensión por parte de un lector promedio sin formación universitaria; esto con el fin de que las RC puedan ayudar a los pacientes, cuidadores y en general a cualquier persona a la toma de decisiones en salud. A continuación del resumen en lenguaje sencillo, se incluye una tabla resumen de los hallazgos de la revisión (summary of findings table) que contiene información sobre la calidad de la evidencia y la magnitud del efecto de la intervención de los desenlaces de mayor interés.

El lector de las RC puede contar además con que cada revisión se actualiza periódicamente para mantener vigentes sus conclusiones. Se espera que las actualizaciones sean llevadas a cabo por los mismos autores que iniciaron la revisión, pero eventualmente el equipo de revisión puede renovarse parcial o totalmente.

¿Cuáles son las ventajas de una revisión Cochrane para los autores?

Debido al riguroso método con el que son desarrolladas, los autores de las RC pueden adquirir habilidades para llevar a cabo investigación clínica y aplicar la Medicina Basada en la Evidencia a su práctica. Además, como se mencionó anteriormente, las RC se difunden a través de la CDSR, una publicación indexada que en 2014 tuvo un factor de impacto de 5.9, situándola en el Top Ten de la categoría “Medicina General e Interna” del Journal Citation Reports®. Este hecho refleja la gran visibilidad que las RC tienen en la comunidad científica y académica. Por otro lado, las RC son una fuente de información ampliamente utilizada en el desarrollo de las guías de práctica clínica y otros documentos de referencia.

En conclusión, las revisiones sistemáticas Cochrane permiten el análisis crítico de la investigación científica y su aplicabilidad en el cuidado de la salud y con ello fomentan la práctica de la Medicina Basada en la Evidencia, a través de una metodología rigorosa que minimiza el riesgo de sesgo. El resultado de este proceso facilita la toma de decisiones por parte de todas aquellas personas implicadas en la asistencia sanitaria. El Centro Cochrane Iberoamericano, en España y, en general la Colaboración Cochrane a nivel mundial, promueven y apoyan el desarrollo de revisiones sistemáticas.

Entrada elaborada por Dimelza Osorio, Marta Roqué y Gerard Urrutia, del Centro Cochrane Iberoamericano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s